De pandemia a endemia ¿cuál será el futuro de la Covid-19?

Expertos señalan que, como en el caso de la gripe, el mundo podría seguir conviviendo con la covid como una enfermedad endémica, pero controlable.
domingo, 2 de enero de 2022 · 05:00

Agencias /  La Paz

Después de dos años de pandemia, la Covid-19 se propaga nuevamente a toda velocidad debido a la muy contagiosa variante ómicron. Pero a pesar de todo se mantiene la esperanza de que el coronavirus se convierta en 2022 en una enfermedad endémica con la cual la humanidad aprenda a convivir.

Las olas de contagios se suceden y se parecen unas a otras, con su desfile de restricciones y reaperturas -a menudo prematuras- que dan la impresión de “un día que nunca termina”.

“Sigo siendo optimista y creo que 2022 puede ser el año en el que no sólo acabemos con la fase aguda de la pandemia, sino que también construyamos el camino a una mejor seguridad sanitaria”, destacó el miércoles el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en rueda de prensa.

Ante este panorama, los expertos confían que la etapa de “pandemia” puede llegar pronto a su fin.

Como en el caso de la gripe, el mundo podría continuar conviviendo con la covid como una enfermedad endémica pero controlable, asegura  Andrew Noymer, epidemiólogo de la Universidad de California Irvine.

Tras la rápida propagación de la variante ómicron en el mundo, la pandemia por la Covid-19 podría convertirse en una endemia; es decir, empezaríamos a convivir con el virus como una enfermedad más. Así lo alertó Miguel Palacios Celi, decano del Colegio Médico del Perú.

“En muchos círculos científicos, se habla de que la ómicron va a permitir pasar de una pandemia a una endemia. Vamos a convivir con este virus, como convivimos con todos los virus que han atacado en la historia de la humanidad”, declaró Miguel Palacios, citado por Infobae..

El decano del Colegio Médico del Perú explicó que una endemia “es un estado sanitario en el cual convivimos y nos acostumbramos a convivir con la necesidad de asumir medidas radicales como las que hemos estado acostumbrados en estos dos años. (...) Es un virus con el cual podemos convivir. Nos puede infectar como lo hace la influenza, así como nos puede provocar la muerte. Ya existe la vacuna, ya vendrán más refuerzos. Estamos en esa especie de tránsito y hay que tenerlo en cuenta”.

Según la Universidad Católica de Chile, la endemia se define “como la aparición constante de una enfermedad en un área geográfica o grupo de población, aunque también puede referirse a una alta prevalencia crónica de una enfermedad en dicha área o grupo. Para ello, deben cumplirse simultáneamente dos criterios: permanencia de la enfermedad en el tiempo y afectación de una región o grupo de población claramente definidos”.

Son ejemplos de enfermedades endémicas la malaria en ciertos países tropicales o cálidos, la enfermedad de Chagas, el dengue, la fiebre amarilla, la tos ferina, entre otras.

Pero la desigualdad en el acceso a las vacunas sigue siendo un desafío y se suma a los desequilibrios preexistentes entre países ricos y pobres.

Como repite hasta la saciedad Tedros Adhanom Ghebreyesus: “Nadie está seguro si no lo está todo el mundo”.

Mejor preparados

Pese a la explosión de casos, sobre todo en Europa y Estados Unidos, numerosos expertos en sanidad pública consideran que el mundo dispone ahora de las herramientas y la pericia para dominar el virus. Pero poderes públicos y sociedad deben tomar decisiones difíciles y a veces discutidas.

“La evolución de esta pandemia está en nuestras manos”, insistió Maria Van Kerkhove, encargada de la lucha contra la Covid-19 en la Organización Mundial de la Salud (OMS), en primera línea desde la aparición de la enfermedad a finales de 2019 en China.

¿Podemos “alcanzar un estadio en que controlemos la transmisión en 2022? ¡Absolutamente!”, exclamó.

Un año después de su llegada al mercado, las vacunas demostraron su eficacia contra las formas más graves de la enfermedad, aunque no frenan completamente su transmisión, lo que permite apariciones de nuevas variantes como la delta o la reciente ómicron.

La producción mundial debe alcanzar los 24.000 millones de dosis en junio, una cantidad en teoría más que suficiente para inmunizar a toda la población mundial.

Por ahora se han administrado 8.500 millones de dosis, pero sobre todo en países ricos que, pese a los discursos, distribuyen vacunas para sus niños y de refuerzo, mientras naciones menos favorecidas siguen con amplios porcentajes de población desprotegidos.

Los primeros vacunaron de media a un 67% de la población, mientras que los segundos no alcanzan el 10%, según cifras de la ONU.

Decenas de países ya aplican programas de refuerzo de dosis o de vacunación de niños. Otros luchan para poner en marcha sus planes de vacunación, incluyendo el personal sanitario y las personas más vulnerables.

“Ningún país podrá superar la pandemia con vacunaciones de refuerzo y éstas no significan una luz verde para celebrar como lo habíamos previsto”, indicó el doctor Tedros.

Cuanto más circule el virus, más probable es que emerja una variante más contagiosa, más mortífera o más resistente a las vacunas.


El mundo superó la barrera del millón de casos diarios de covid
 
Más de un millón de nuevos casos diarios de Covid 19 en el mundo fueron registrados en la semana del 23 al 29 de diciembre, según un recuento de la AFP.

En los últimos siete días se detectaron en todo el mundo más de 7,3 millones de nuevos casos de Covid-19, lo que supone una media de 1.045.000 infecciones diarias.

Estas cifras superan con creces el récord anterior a la ola actual, que se alcanzó entre el 23 y el 29 de abril de 2021 (de 817 mil casos diarios). Se basan en los informes diarios de las autoridades sanitarias de cada país.

Una parte importante de los casos menos graves o asintomáticos sigue sin detectarse a pesar de la intensificación de las pruebas en muchos países.

El número de infecciones en el mundo, que ha aumentado desde mediados de octubre, creció 46% en los últimos siete días en comparación con la semana anterior.

Más del 85% de las contaminaciones actuales se concentran entre dos regiones donde ómicron está muy presente: Europa (4.022.000 casos en los últimos siete días, es decir 36% más que la semana anterior) y Estados Unidos y Canadá (2.264.000 casos, +83%). En esta última semana, la pandemia solamente retrocedió en Asia (268 mil casos, -12%).

A diferencia de las contaminaciones, el número de muertes relacionadas con el Covid-19 continúa disminuyendo desde hace tres semanas.
 

  

Variante ómicron
  • Contagiosa Ómicron es altamente transmisible y lo es porque ha acumulado un número muy alto, mayor que otras veces, de mutaciones y una combinación de estas no vista hasta ahora. Desde finales de noviembre fue declarada como preocupante.
  • Mutaciones  Identificada primero como B.1.1.529, esta variante presenta una amalgama de más de 30 mutaciones en la proteína de la espícula, la que el virus utiliza para entrar en la célula humana y el blanco común de las vacunas, que a día de hoy no poseen los cambios presentes en ómicron y otras variantes. Si bien algunas de las mutaciones de ómicron ya se habían observado en beta o alfa, es la primera vez que la comunidad científica las ve juntas.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos