Reducen en 18% presupuesto para la operación de Pumas

domingo, 9 de enero de 2022 · 05:00

Luis Escóbar  / La Paz

El presupuesto de operación de los buses municipales bajó de 98,2 millones de bolivianos, que  fueron asignados en 2020, a 79,9 millones destinados para esta gestión. Estos recursos no contemplan el funcionamiento de los 66 nuevos buses que llegarán en el transcurso de las siguientes semanas. Esta reducción es de un 18%  y se da en un momento en que la Alcaldía busca reducir los gastos en este servicio municipal.

El Plan Operativo Anual (POA) 2022, diseñado por el alcalde Iván Arias, destinó 133 millones de bolivianos a este servicio. De ellos, 40 millones se irán para completar el pago de los 66 buses que fueron quemados en diciembre del 2019; 12,1 millones se destinarán al mantenimiento de los motorizados; 1,2 millones serán para la administración del sistema de recaudo y facturación del servicio; y 79,9 millones se designaron para la gestión del servicio de transporte.

Este último ítem es menor al que se destinó, para el mismo fin, en 2020. En esa gestión se definió un presupuesto de 98,2 millones de bolivianos. Pero ese monto contemplaba la puesta en funcionamiento de tres nuevas rutas que no concretaron luego de la destrucción de los buses.

Página Siete solicitó una entrevista con la actual administración y desde esa instancia se informó que trabajan en el relanzamiento del servicio, por lo que no podían atender el requerimiento. Pero un funcionario -que guarda su nombre en reserva- aseguró que el monto asignado para este año busca mantener el funcionamiento de la actual flota, pero no contempla la operación de los nuevos buses.

“El presupuesto que se dejó era suficiente para que operen las siete rutas de manera óptima y  como se hacía antes. Esta decisión se asumió considerando que van a comenzar las clases, que no podíamos seguir trabajando como hasta ahora (con esperas de hasta una hora) y que se arreglaría el presupuesto”, dijo.

El  funcionario aclaró que este presupuesto no contempla la puesta en funcionamiento de las nuevas rutas que surgirán con la llegada de los 66 nuevos buses prevista para finales de febrero o inicios de marzo. “Recién se iban a presupuestar -añadió- porque se debe analizar cuándo van a comenzar a funcionar, cuántos buses y qué ruta se priorizará”, declaró. Una vez que se establezcan esos puntos, se hará un reformulado al presupuesto.

Una de las primeras acciones de la  administración de Arias fue la reducción de los gastos de funcionamiento y personal. Este trabajo se hizo para reducir la subvención que ronda el 90% cuando -según las autoridades- por lo regular es del 50%.

En diciembre, el alcalde dijo que redujeron gastos de personal, de funcionamiento y que el sistema es más operable. “Hemos tomado medidas paliativas, ajustes que nos permitan a los paceños volver a disfrutar el Puma con toda su integridad y con todas sus rutas”, añadió.

Enrique Villanueva, nuevo secretario de movilidad urbana, dijo que no es sostenible el transporte en “términos privados”. “En los grandes sistemas de la región existe un subsidio. Por supuesto hay que buscar la racionalidad, costo y oportunidad de la inversión. El sistema actual trató de solventar esas deficiencias generando rutas específicas que pueden ser mejoradas a partir de la recuperación de la liquidez del municipio”.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos