Caso chanchullo salpica a jefe de Transparencia; hay otra denuncia

El jefe de Transparencia y otra funcionaria del Ministerio de Educación fueron denunciados por “armar un proceso” y evitar la posesión de un director.

Sociedad
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - lunes, 01 de noviembre de 2021 - 5:00

Verónica Zapana S.  / La Paz

El caso chanchullo salpica al jefe de la Unidad de Transparencia del Ministerio de Educación,  Juan Luis Nina, pero además es denunciado por presunto incumplimiento de deberes contra un maestro que ganó la convocatoria para la subdirección de Educación Superior en Tarija.

“En el caso ‘chanchullos’, este señor  fue el primero que  ha conocido este hecho, pero como jefe de la Unidad de Transparencia no hizo nada”, indicó el abogado Abel Loma,  quien denunció   este caso en agosto pasado ante el Ministerio Público y debido a ello se detuvo de forma preventiva al exdirector de Educación Superior, Agustín Tarifa.

El  caso aún continúa en investigación , por lo  que Nina   está citando  como testigo y después se  solicitará la ampliación como el tercer investigado del caso.  El primer imputado fue Tarifa y el segundo denunciado es el  ministro  Adrián Quelca.

Sin embargo,  ésa no es la única denuncia en contra de Nina. El jueves pasado la Fiscalía anticorrupción presentó la imputación formal ante el juez segundo de instrucción anticorrupción y contra la violencia a las mujeres de la ciudad de La Paz, contra Nina y una de sus subalternas, Jhenny Angulo Claros, por la presunta comisión de incumplimiento de deberes por lo que solicitó la aplicación de medidas cautelares.

La imputación  contra Nina que presentó la Fiscalía.

Esta denuncia fue planteada por el exdirector de la Unidad de Tecnología del Ministerio de Educación, Édgar Pary, debido a que él habría ganado la compulsa para ocupar el cargo de la dirección de educación superior de Tarija, pero misteriosamente no fue designado; es más, se le acusó de falsificar un certificado de trabajo en el que indica que él fue docente de la normal de Potosí, por lo que le iniciaron un proceso administrativo. “Pero, Pary, quien es también maestro, cuenta con sus boletas y contratos de trabajo, por lo que  sí tiene el respaldo legal”, dijo Loma.

Acotó que debido a ello, incluso viajaron a  Potosí  y fueron a la normal  para hacer un registro legal del hecho. “Ahí se cuenta con información y documentación de que este maestro también fue docente en esa casa de estudios  superiores”, añadió.

“Según la versión de Nina,  se solicitó información a Planillas del ministerio y evidentemente  indica que no ejerció el cargo de docente y que sólo ejercía la función de maestro de aula, pero no tomó en cuenta que esos años en los que trabajó entre 2002 y 2007, la normal era administrada por la universidad, entonces quien le contrató fue la Universidad Autónoma Tomás Frías”, resaltó el abogado Loma.

Por lo tanto, ningún docente que haya trabajado entre 1999 y 2007 va a estar en planillas del ministerio, sino de las  universidades públicas del país.

“Lo peor  es que Nina tenía perfecto conocimiento de esto porque él ha egresado como maestro en esas gestiones cuando era administrado por las universidades”, precisó Loma.

Ante esos hechos, la Fiscalía anticorrupción encabezada por  Augusto Balderrama y los investigadores de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) determinaron responsabilidad penal por incumplir sus deberes, “porque no habría recabado la información necesaria para aseverar que el maestro fue autor de falsedad material de ese certificado de trabajo”.

Loma cree que Pary no fue posesionado en el cargo, porque  tanto Nina como Angulo  “han armado el proceso en la Unidad de Transparencia”.

Ahora, luego de que se haya presentado la imputación formal contra ambas personas, la defensa de Pary solicitará que se señale la audiencia de medidas cautelares para que se determine la situación procesal de estas personas.  Además  pedirán la ampliación de la imputación por otros tres delitos, falso testimonio,  falsedad ideológica y usurpación de funciones.

Este medio intentó comunicarse con Nina en reiteradas ocasiones para conocer su versión sobre esta denuncia, pero  no respondió a las  llamadas.

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, suscribete o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS