Fue destruido por un grupo que irrumpió su exhibición

El escudo plurisexual, símbolo de la “Revolución Orgullo”

Sociedad
Por 
Santa Cruz - domingo, 26 de junio de 2022 - 5:00

Alejandra Menacho Noza aparece en la fotografía con mirada desafiante y haciendo el gesto más irreverente de toda la muestra museográfica: un dedo medio levantado. Un símbolo que mucha gente ve y usa en cualquier calle concurrida en un día común en Santa Cruz de la Sierra, pero que, en conjunto con otras fotos de una muestra LGBTI, ha ofendido a un grupo de personas y ha causado la reacción del Concejo Municipal.

El “problema” es que todo forma parte de la muestra Revolución Orgullo, instalada en el Museo Altillo Beni a invitación de la Secretaría Municipal de Culturas, para reivindicar el mes del Orgullo Gay. El colectivo La Pesada Subversiva, del que forma parte Menacho Noza, y la población de hombres trans son los creadores de esta exposición que por primera vez en Santa Cruz tiene el respaldo de la entidad estatal.

Ello no impidió que un grupo de personas irrumpiera a gritos y patadas en el museo el 14 de junio. En su manifestación desaforada rompieron a pedazos una ilustración de otro símbolo pensado para la muestra: el Escudo Plurisexual, cuyo significado es la demanda de inclusión de las diversidades sexuales en el Estado Plurinacional.

“El objetivo de diseñar ese escudo, intervenirlo de manera creativa, es demostrar que Bolivia es (un país) plurisexual, es diverso, es inclusivo, no es excluyente de los movimientos populares, del movimiento obrero boliviano, eso incluye en la historia la lucha de las reivindicaciones sexuales”, dice Menacho Noza, migrante beniana, cineasta y activista de La Pesada Subversiva.

El escudo boliviano armado con banderas de los colectivos LGBTI, en lugar de la tricolor, molestó a personas autodenominadas “vecinos del Casco Viejo”. “Es una falta de respeto a nuestros símbolos patrios”, decían varios mientras rompían la ilustración. Sin embargo, también días antes habían amenazado con quemar las banderas LGBTI, sin símbolos patrios de por medio, que fueron colgadas en la fachada de museo.

La protesta tuvo eco en la concejala Silvana Mucarzel, que además justificó su recomendación al Concejo Municipal desde su perfil como “cristiana e hija de Dios”: “que el contenido de la muestra ‘Revolución Orgullo’ sea retirada a la brevedad posible por contener imágenes no apropiadas para todo público”.

El presidente del Concejo Municipal, Israel Alcócer, replicó esa recomendación, pero la exposición seguirá su curso como estaba programada hasta el 30 de junio.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

OTRAS NOTICIAS