El departamento cruceño propuso que el proceso censal sea el 28 de junio de 2023

El Gobierno hace oídos sordos al cambio de fecha del censo y Santa Cruz va al paro

El Ministerio de Planificación y el INE se reunieron ayer con los rectores de las 11 universidades públicas del país. Definieron cuál será su trabajo en la actualización cartográfica y en el día del empadronamiento.

Sociedad
Luis Escobar
Por 
La Paz - viernes, 05 de agosto de 2022 - 0:00

Vicente Cuéllar, rector de la Universidad AutónomoGabriel René Moreno (Uagrm), ingresó a la reunión con el Gobierno con la propuesta de Santa Cruz: realizar el Censo de Población y Vivienda el 28 de junio de 2023 y no en 2024. El Gobierno le respondió que “no era el objetivo” del encuentro. Ante esa situación, Santa Cruz ratificó ayer el paro previsto para el próximo lunes y martes.

“Presentamos una primera propuesta que establece que el censo podría realizarse el 28 de junio de 2023. Con base en este intercambio de criterios técnicos, podremos cambiar la fecha. Serán criterios técnicos los que van a primar y no posiciones políticas”, dijo Cuéllar ayer al ingresar a la reunión en el Instituto Nacional de Estadística (INE) junto con los rectores de las otras 10 universidades públicas del país.

El 12 de julio, el Gobierno nacional -luego de una reunión con el Consejo Nacional de Autonomías al que asistieron los gobernadores de ocho regiones, menos Santa Cruz- decidió postergar el censo hasta mayo o junio del año 2024. El proceso debía realizarse en noviembre de esta gestión.

La propuesta tuvo un fuerte rechazo en Santa Cruz. “Tenemos un cronograma bien elaborado por técnicos con mucha experiencia. Esperemos tener la oportunidad de exponerlo y no llegar a medidas de hecho, porque éstas no le hacen bien a nadie”, dijo el rector cruceño en referencia al paro de 48 horas convocado por cívicos y sectores. “Es un momento difícil a nivel nacional, la economía necesita reactivarse, pero como ciudadanos e instituciones tenemos el legítimo derecho de protestar y ser escuchados”, agregó.

Cuéllar explicó que “no hay una base técnica” que sustente la postergación del censo para mayo o junio del 2024. “Seguimos pidiendo que el decreto supremo (que establece la nueva fecha) debe abrogarse para buscar puntos de encuentro. Así ninguna de las dos partes debe cerrarse en una fecha determinada”, sostuvo.

Al inicio del encuentro, el ministro de Planificación, Serguio Cusicanqui, aclaró ante todos los rectores que la reunión permitirá canalizar “dos aspectos”. “La participación de las universidades en el proceso de actualización cartográfica y el día del empadronamiento. Esos son los consensos al que arribaron con el Presidente. Como Ministerio de Planificación estamos en la obligación de canalizarlos. El primer paso es esta reunión”, afirmó.

El primero en protestar fue Cuéllar. Dijo que esos no fueron los acuerdos a los que llegaron con el Presidente, pero inmediatamente fue interrumpido por Cusicanqui. Le advirtió que él no tenía uso de la palabra en ese instante. El encuentro concluyó a las 15:00 y el Gobierno convocó a una conferencia de prensa.

Cusicanqui dijo que en el encuentro no debatieron sobre el cambio de fecha. “En la reunión no tratamos el cronograma propiamente dicho porque no era el objetivo. El objetivo de la reunión era iniciar la coordinación para que las universidades públicas puedan participar en el proceso censal: en la actualización cartográfica estadística y en el día del empadronamiento”.

El ministro rechazó el intento de la Gobernación cruceña de llevar adelante este año su propio censo. “Desde la Constitución se establece como un nivel privativo del Estado la realización de los censos. En ese marco, la única instancia que tiene esa atribución es el INE”, agregó Cusicanqui.

Los resultados del encuentro no agradaron a Santa Cruz. Al dejar las oficinas del INE, Cuéllar mostró su insatisfacción. “Creo que nos vamos con sabor a poco porque no hemos conocido el cronograma de actividades que el pueblo está esperando y no sabemos cuál es la justificación técnica de la postergación del censo de población”, afirmó.

Ante esta situación, Efraín Suárez, asesor de gestión de la Gobernación, ratificó el paro de 48 horas para este lunes.

“El paro no es algo perjudicial. Sí es un sacrificio de la población, pero es un sacrificio que, finalmente, rinde sus frutos. Es preferible sacrificarse unos días, pero tener beneficios durante el resto del tiempo y esos beneficios son para toda la población”, declaró Súarez luego de conocer los resultados de la reunión que se realizó ayer al mediodía.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

OTRAS NOTICIAS