Habité, hogares eficientes que ahorran 70% el uso de energía

Estas viviendas verdes lograron la certificación preliminar de EDGE (Excellence in Design for Greater Efficiencies). Están listas para la auditoría final.

Sociedad
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - domingo, 21 de noviembre de 2021 - 5:00

Leny Chuquimia / La Paz

“¡Cambiemos el mundo!”  es la premisa con la que Habité  apunta a ser el referente en la construcción de viviendas verdes en el país. Sus dos primeras  edificaciones están en Santa Cruz y ya obtuvieron su primera precertificación, por ahorrar más del 70% del uso de energía.   

Si bien el campo de la construcción ecológica no es nuevo en el mundo y la región, en Bolivia   se usa muy poco. Por eso, este equipo de arquitectos asumió el reto de darle un giro al rubro.

“En 2020 tuve la necesidad de dar un impulso a la empresa. Quería comprobar, en carne propia, qué tan complejo era lograr una certificación en construcción sostenible  y  qué porcentaje de eficiencia en energía y agua podía lograr sin encarecer mucho la construcción. En el país hay muy pocos referentes de edificaciones sostenibles certificadas y  menos en viviendas”, dice el gerente general de Habité, Carlo Rodrigo León Velarde.

¿Será difícil?, ¿qué beneficios trae una casa con mayor eficiencia energética?, cuando se alquila o compra una casa, ¿es importante  evaluar si es eficiente?,  fueron la preguntas que se hizo el arquitecto, quien hace algunas semanas obtuvo la  acreditación LEED Green Associate.

La respuesta fue que a largo plazo una casa ineficiente puede costar más, mientras que  una casa con mayores ahorros de energía puede valorar el inmueble y reducir el impacto ambiental.

Fue entonces que, junto con su equipo, dio inicio al proyecto. Este consta de dos casas adosadas, es decir, dos viviendas unifamiliares con una pared lateral compartida. Para ellas se tenía  un terreno de 850 metros cuadrados en  una urbanización del  norte de la ciudad de Santa Cruz.

Cada casa debía ser para una familia distinta y el contacto  con la naturaleza una condición.  Pero el principal reto era  lograr altos niveles de disminución en el uso en energía y agua, además, de convencer a los clientes que, si bien el costo aumentaría, éste se recuperaría en los primeros cuatro años y medio.

¿Cómo se logró la eficiencia?

Para lograr que la construcción cumpla con lo esperado se usaron viarias estrategias. Lo primero fue encontrar la orientación correcta de la vivienda, los elementos de sombra, la cantidad de ventanas y la aplicación de  los techos blancos para una  disminución de islas de calor.

Otro factor importante fue escoger el material que se usaría en la obra. En el caso de los muros, losas y cubiertas, se utilizó un panel de poliuretano expandido de alta densidad, tejido con alambre galvanizado y un revoque de cemento, lo que  garantiza un aislamiento  térmico y acústico.

“Para las ventanas, utilizamos termopaneles de doble vidriado de PVC. También se usó equipos de aire acondicionado, refrigerador y lavadora que tuviesen una calificación ‘A’ de eficiencia energética. Y, claro, se  puso luces led en general”, explica León.

Para las luminarias, en algunos exteriores y áreas comunes, se colocaron sensores de movimiento y fotocélula. También se redujo el consumo de energía eléctrica en la cocina usando hornillas,   horno  y  calentadores de agua  a gas. Se instaló paneles solares como energía alternativa.

“En el caso del agua fue más simple, utilizamos inodoros de doble descarga con menores consumos, reductores de presión y aireadores en grifos y duchas, que disminuyen la cantidad de agua hasta en un 70%, pues la cantidad de agua que sale del grifo es mucho más de lo que realmente se necesita”, detalló el arquitecto.

Nueva forma de construir

Al igual que la elección de materiales, otro de los desafíos fue el de entrar en la construcción en sí. El proceso era diferente y nuevo debido a que los obreros no están acostumbrados o no conocen las técnicas necesarias para este tipo de construcciones. Esto implicó un proceso de aprendizaje para todo el personal, que, al inicio, mostró cierta resistencia.

“Nos tocó realizar el proyecto en medio de la pandemia, lo cual nos hizo extender el plazo de entrega. Pero también nos dio el tiempo de perfeccionarlo y brindar más calidad”. El presupuesto fue  7% mayor al de una construcción estándar, pero los beneficios fueron  más.

“Anteriormente, habíamos realizado construcciones con estrategias que pudiesen mejorar el ahorro en energía, pero no teníamos la certeza de cuánto se ahorraba”, comenta León.

Por eso se optó por el sistema de certificación EDGE (Excellence in Design for Greater Efficiencies), que se enfoca en hacer edificios más eficientes; una innovación de la Corporación Financiera Internacional, miembro del Grupo del Banco Mundial, que da certificaciones    en más de 170 países.

Los resultados saltaron a  la vista. La reducción hasta el 76% de ahorro en electricidad y el 35% de ahorro en agua. El ahorro se hará evidente en las facturas de luz y agua y compensará el gasto inicial en sólo cuatro  años y medio. No sólo reducirá costos a lo largo de la vida útil de cada  casa,  sino también su  huella de carbono a lo largo del tiempo.

“Al inicio, nos  planteábamos si podíamos lograr una certificación de construcción sostenible. Hoy nos damos cuenta de que no sólo es posible, sino que se pueden lograr un gran ahorro e impacto en la sociedad y el medioambiente. Para mí y nuestro equipo, esta es la ruta óptima a seguir”, comenta León.

No sólo es posible una construcción sostenible y un gran ahorro,  sino también  un   impacto en el medioambiente

Carlo León, Habité

 

EMPRESA

Acreditación  LEED Green Associate

LEED es un sistema de clasificación para la certificación de edificios ecológicos. Cree que son la  base para ayudar a personas,  comunidades y ciudades  a prosperar de forma segura, saludable y sostenible. Ahora, Habité  junto a LEED ayudará  a certificar edificios para un mejor futuro.
Presencia en todo el eje troncal
Habité es una firma de arquitectura y de construcción fundada por Carlo  Rodrigo León Velarde. Tiene  presencia  en La Paz, Santa Cruz, Cochabamba y Yacuiba. Cuenta con un equipo de profesionales con vocación de servicio al cliente y capaces de llevar a cabo  proyectos del más alto nivel.
Techos verdes para los hogares

Este proyecto, que también es ejecutado por Habité, se trata de techos   y fachadas enjardinados. Pueden mejorar la calidad del aire, las variaciones de temperatura y los porcentajes de humedad disminuirían. Expertos en el tema señalan que lograrían  un clima urbano saludable.

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, regístrate o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS