Los hombres dedican 4 horas al hogar, 3 menos que ellas

La directora del organismo dice que para crear relaciones libres de violencia es primordial desmantelar los estereotipos. Impulsan la campaña “Sí, es de hombres”.

Sociedad
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - domingo, 21 de noviembre de 2021 - 5:16

Leny Chuquimia / La Paz

Las tareas del hogar “sí son   de hombres”, sin embargo, ellos aún les dedican casi la mitad del tiempo que las mujeres. En Bolivia, al día, ellas  dedican siete horas a los cuidados del hogar, mientras que los varones, cuatro, una proporción  que priva a la mujer de derechos en varios temas de su desarrollo.

ONU Mujeres señala que en los últimos años se han visto  avances,  pero que estos no son los  suficientes ni los esperados.

“Ahora es más común ver a los hombres llevando a los hijos a la escuela, cuidando de ellos o involucrándose en ciertas labores de la casa, pero no es suficiente, porque no se da como un elemento de corresponsabilidad plena. La sociedad aún no entiende el cuidado como un trabajo y    responsabilidad que debe ser asumida por ellos, aún lo ve  como una labor exclusiva de las mujeres”, manifestó la jefa de la oficina ONU Mujeres, Nidya Pesántez.

El Artículo 338 de la Constitución Política del Estado reconoce el valor económico del trabajo del hogar como una fuente de riqueza. Establece que  debe ser cuantificado en las cuentas públicas. Sin embargo,  no hay datos de cuánto significa en el Producto Interno Bruto  del país.

Los acusados de  “mandachos” 

Los trabajos del hogar y el cuidado son   todas las actividades  de  atención de los y las integrantes de una  familia.  Estas tareas no remuneradas  –injustamente– recaen sólo en la mujer.

Por ello no es extraño escuchar que en reuniones de amigos, familiares o de trabajo a los varones que se involucran en estas tareas se les llame  de forma burlona y despectiva: “mandachos”, “mandarinas”, poco hombres.

Este es uno de los temas en los que se busca incidir con  la campaña #SíEsDeHombres, en el marco del movimiento global HeForShe, dirigida a  adolescentes, jóvenes y adultos. Se busca   sensibilizarlos  sobre la urgencia de deconstruir los estereotipos de género que limitan  su desarrollo pleno y  el ejercicio de sus derechos, lo que a su vez impide la construcción de relaciones de igualdad y libres de violencia.

Sensibilidad y empatía

“Hombres y mujeres somos sensibles, empáticos y queremos que la persona que vive con nosotros esté bien. Sin embargo, la sociedad les ha arrancado a los hombres estas características y las ha escondido de su comportamiento, como si fueran sólo femeninas”, afirmó Pesántez.

Cuando un hombre habla de  cuidar se centra en la protección y provisión y  no así en una participación activa, lo cual sobrecarga  de labores a las mujeres y lo deja a él en una posición en la que hasta se descuida  a sí mismo.

La forma en la que se realizan  estas labores, en el ámbito doméstico y no público, son también las que perpetúan la desigualdad de roles. Los niños y niñas que crecen viendo que la responsabilidad es sólo de las mujeres repetirán el estereotipo.

Pero, ojo, esto no quiere decir que a lo largo de la vida no se pueda romper con la cadena y desmontar  los roles y generar nuevas relaciones más equitativas.

Muchos padres de hoy comprenden que la paternidad es compartir la vida de sus hijos.
Foto: Archivo /  Página Siete

¿Qué dicen ellos? “Es muy  importante abrir los espacios de diálogo entre hombres,  con mujeres y las diversidades. Es algo que no se ha explorado, pero hay espacios interesantes”, señaló Gustavo Flores, médico consultor en masculinidades.

Él fue parte del webinario “Corresponsabilidad en los cuidados y tareas del hogar”, organizado en  el marco de la campaña #SíEsDeHombres. Dijo que es muy importante ver las acciones que los hombres tienen en relación con el cuidado, desde la perspectiva religiosa, cultural, económica,  laboral o de la actividad que realicen en lo cotidiano.

“El trabajo con hombres tiene que ir con una adecuada construcción de una agenda, que parta de la experiencia profunda y no superficial”, manifestó.

Añadió que el mundo avanza en involucrar  a los hombres en estos temas y que para entrar en esos espacios de reflexión es necesario abrir la mirada del país hacia afuera, pero con una mirada descolonizadora.

“El espacio de la paternidad  es uno de los espacios más lindos para trabajar en la participación de los hombres. Ya sea en la etapa del embarazo, del desarrollo temprano, la adolescencia, etc., porque, además, trabajan en la relación con los hijos”, explicó.

Resaltó que incluso  los hombres  que no desean ser padres no están exentos de las labores de  cuidados. Aclaró que la relación con una pareja también está dentro de estas tareas.

“Es parte de cómo  uno participa en el cuidado de la pareja y aquí entra un tema muy importante, el consentimiento sexual. Hay muchos problemas en relación con  la sexualidad de los hombres y las mujeres, la sexualidad compulsiva, el deseo y varias cosas que hay que trabajar”, sostuvo.   

 


Una  masculinidad positiva
 
“Sí, es de hombres” pretende que ellos se sumen y se involucren  en la promoción de una cultura de cero tolerancia a toda forma de violencia contra mujeres y niñas. Para conseguirlo es necesario  promover las masculinidades positivas.

Por ejemplo,  permitir que los niños, los adolescentes, los jóvenes y los hombres adultos –en cualquier etapa de su vida– expresen sus emociones como el llanto, el amor, la tristeza, sin que sean objeto de burlas o acoso.

Se debe desmantelar ideas como “los hombres no lloran” o que “los celos y el control hacia la pareja son señales de amor”.

Se debe lograr la comprensión de  que el consentimiento de las mujeres es fundamental en una relación sexual, lo contrario es delito. El no respetar  un no no es señal de hombría.

Los adolescentes deben aprender que los piropos son una forma de acoso.

 

Violencia    hacia ellas

  • Bolivia Según datos de la Fiscalía, de enero a octubre de 2021, se registraron 7.073 denuncias relacionadas a delitos sexuales hacia niñas, adolescentes y mujeres, es decir, 23 casos diarios. En cuanto a las denuncias de violencia familiar o doméstica, se presentaron 31.355 casos, 103 por día.
  • Violencia  De acuerdo con la encuesta de prevalencia de la violencia realizada por el INE en 2016, por cada 100 mujeres, 75 declararon haber sufrido algún tipo de violencia por parte de su pareja durante su relación, 39% de las casadas o en unión libre sufrieron violencia psicológica y  20,7%,  física.

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, suscribete o accede a tu cuenta:

SUBSCRIBETE INICIAR SESIÓN


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS