La población exigió ayer penas más duras para los violadores de menores de edad

Romería por instituciones y pedidos de justicia en el adiós del niño de Yapacaní

El fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, dijo ayer que este año se incrementaron en un 24,43% los casos de agresiones sexuales contra los niños. Reportó además 93 casos de tentativa de feminicidio.

Sociedad
Por 
La Paz - martes, 14 de junio de 2022 - 5:00

Con una marcha, la población de Yapacaní, del departamento de Santa Cruz, enterró ayer al niño de 11 años que fue violado por cuatro hermanos vecinos de su casa. La gente exige penas más duras contra los agresores, ante la ola de casos de violencia que se registran en todo el país.

“Queremos justicia”, “Deben pagar con cárcel el daño a la familia del niño” y “Justicia” fueron algunas de las frases que se escucharon ayer en la marcha que convocó a cientos de vecinos que lloraban por la muerte del niño que fue víctima de violación desde sus ocho años.

El ataúd blanco del niño salió de su casa en el barrio Tarija de Yapacaní, donde cientos de vecinos y ciudadanos esperaban para acompañar el cortejo fúnebre que se convirtió en una marcha de protesta hasta llegar al Cementerio General.

La marcha pasó por varias instituciones e hizo una parada especial en la escuela del niño. En ese lugar sus compañeros de curso le dieron el adiós.

En el cementerio la familia pidió a gritos justicia. “No, no mi hijo”, gritaba la mamá. “No te vayas”, indican los hermanos, mientras cargaban el pequeño ataúd que en la parte de encima tenía al juguete más querido del niño: un muñeco de Spider-Man.

Pañuelos, globos y flores blancas despidieron al niño. “¡Descansa en paz!”, gritaron algunos asistentes.

Hace una semana, la Policía de Santa Cruz informó que el pequeño fue violado por cuatro hermanos de 28, 24, 17 y 15 años, quienes eran sus vecinos. Por las vejaciones transmitieron al pequeño una enfermedad incurable, quien registró un deterioro en su estado de salud. Luego de meses de agonía, el niño murió el sábado como consecuencia de dos paros cardíacos.

“Yapacaní está muy dolido por lo malo que pasó en nuestro pueblo”, dijo un dirigente vecinal e indicó que los pobladores exigen la modificación de las leyes para castigar con mayor dureza a los que comentan infanticidio, feminicidio y violaciones a niños. “La justicia en Bolivia no existe para el que no tiene plata”, reclamó.

Aseguró que ahora se debe investigar a la Policía, al fiscal a cargo del caso, al médico forense y a las funcionarias de la Defensoría de la Niñez del municipio para hallar a los culpables porque “hubo negligencia” en la atención de este caso.

“Yapacaní no se quedará callado. (La vida de) este niño no tiene precio, 15 o 30 años de cárcel no es suficiente castigo para los que le hicieron tanto daño”, añadió el dirigente vecinal.

El diputado Daniel Rojas, del Movimiento Al Socialismo (MAS), dijo que en este caso “hay negligencia total de las autoridades judiciales”. Lamentó que el informe del IDIF indicó que no hubo violación. “El consorcio jurídico de jueces, fiscales y policías derivó a este caso de injusticia”, sostuvo.

El director de Servicios Integrales de Justicia, Aldo Torres, dijo a Urgente.bo que el primer informe forense indicó que no hubo violación, pero cuatro días después hubo una nota aclaratoria en la que indica que hubo un error de tipeo y “que hay indicios de transmisión de una enfermedad incurable”. Al respecto, el diputado Rojas indicó que el forense debe ser investigado.

El ministro de Justicia, Iván Lima, dijo en RTP que también “hay un fiscal que tendrá que darle cuentas a la justicia, ya que en abril de este año el caso fue cerrado, pero luego en mayo se reabrió”. “No es admisible que un niño desde octubre del año pasado hasta la fecha (...) haya vivido una tortura hasta su fallecimiento”, agregó.

Adelantó que existe responsabilidad de la familia, “ya que no le han cuidado (al niño)”, de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia “porque no le ha dado protección”, entre otros.

La semana pasada se conocieron al menos seis casos de violaciones a niños. Según un informe de la Fiscalía, entre el 1 de enero al 5 de junio se registraron 4.326 casos de violencia sexual, de los cuales 1.098 son violaciones a niños y adolescentes.

El fiscal general, Juan Lanchipa, dijo que estos casos de agresión sexual a niños subieron en 24,43% en comparación con la anterior gestión. La situación es similar en los casos de violencia familiar, ya que el Ministerio Público reportó 44 feminicidios y 93 tentativas de feminicidio hasta el 10 de junio.

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, regístrate o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS