Advierten que el proceso para que el Serecí reconozca una unión libre dura un año

Tras muerte de su pareja Ronald, Leonel podría perder bienes que construyeron

Ronald murió tras contagiarse Covid-19 y la pareja no logró el reconocimiento de su unión libre. Ahora, Leonel enfrenta un proceso judicial para no perder todos los bienes que construyó junto con su ser amado.

Sociedad
Luis Escobar
Por 
La Paz - jueves, 30 de junio de 2022 - 0:00

La pandemia causada por el coronavirus se llevó a Ronald y ahora Leonel, su pareja, debe enfrentar una nueva lucha para no perder los bienes que construyeron juntos. Debe enfrentar este problema porque el país no reconoce el matrimonio igualitario y las parejas deben seguir un proceso judicial para ser reconocidas en una unión libre.

“Leonel vivió varios años de convivencia con Ronald, a quien perdió en la pandemia. Cuando la pareja fallece, debe enfrentar el momento crítico y ahora la posible pérdida de los bienes que construyeron de forma conjunta”, contó a Página Siete la secretaria técnica de la Comunidad de Derechos Humanos, Monica Bayá.

La pareja cochabambina vivió unida por varios años y en ese tiempo sacó adelante a su sobrina, a quien la cuidó como su propia hija. Ronald no logró vencer la Covid-19 y falleció sin que el Servicio de Registro Cívico (Serecí) pudiera reconocer su unión libre.

En la legislación nacional, las personas heterosexuales que contraen matrimonio o conviven en unión libre pueden construir un patrimonio común que al momento de separación se divide en partes iguales. Cuando uno de ellos fallece, la pareja es la heredera.

“Sin embargo, en este caso, dado que es una pareja del mismo sexo, los familiares (de Ronald) desconocieron la relación (con Leonel) y pretenden ser los únicos herederos de los bienes adquiridos en los varios años de convivencia”, agregó la abogada.

Bayá explicó que la sobrina “da fe del tiempo de convivencia de Leonel y Ronald, el trabajo que realizaron y que construyeron un patrimonio juntos. Incluso adquirieron algunas deudas para comprar los bienes que ellos tienen. Al ser del mismo sexo, no pudieron casarse ni realizaron su unión libre”.

Según la profesional, en estos casos la legislación prevé que por la vía judicial puede haber este reconocimiento.

“Cuando Leonel se presenta para hacer este trámite judicial le niegan, bajo el argumento de que la unión libre está reservada para las parejas heterosexuales y que no corresponde. Lastimosamente, ése es un requisito que necesita para lograr su declaratoria como heredero”, explicó.

Este contratiempo se produce pese a que en Bolivia ya hubo el registro de una pareja del mismo sexo. Tal es el caso de David Aruquipa y Guido Montaño en el mes de diciembre del año 2020.

“Leonel acudió a la vía constitucional para recibir la tutela de su derecho, que se le reconozca y pueda continuar con las acciones legales para ser declarado como heredero”, aseguró la abogada. “Éste es uno de los problemas de no contar con una legislación en nuestro país sobre el matrimonio igualitario y la unión libre de parejas del mismo sexo. Se enfrentan a esta situación, a ejercer su derecho al patrimonio común y la sucesión hereditaria”, precisó la jurista.

Procesos largos

Bayá dijo que deben enfrentar procesos muy largos para lograr que el Serecí permitá la unión libre de parejas del mismo sexo. Por ejemplo, mencionó que el proceso que siguieron David y Guido se extendió por dos años.

Hace un mes, la entidad logró el registro de otra pareja después de litigar un año. En el departamento de Santa Cruz, una tercera pareja logró después de varios meses la unión libre y ahora tienen la autorización para el registro de una cuarta pareja que se realizará en los siguientes días.

“Esperamos que el Serecí pueda viabilizar estos trámites considerando los antecedentes que tenemos”, dijo.

Para que exista jurisprudencia, y estos procesos sean más ágiles, el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) debe pronunciarse por el primer caso de David y Guido. “En septiembre se remitió el expediente al TCP y hasta ahora no emitió una sentencia pronunciándose sobre la resolución que permitió el registro”, explicó Bayá.

Una sentencia ayudaría a muchos casos y parejas que desean seguir el mismo camino. Bayá explicó que este registro se envió al Tribunal Constitucional porque “toda acción de defensa prevista en la Constitución Política va en revisión al TCP”. “Esta instancia puede confirmar o no la resolución. Su decisión es de relevancia porque recién genera un precedente para otras causas”, dijo la jurista.

Los pedidos

Registro La Asociación Civil de Desarrollo Social y Promoción Cultural (Adesproc) Libertad pidió -a través de un comunicado- que se dé celeridad al proceso de uniones libres a personas del mismo sexo.

Pedido “Desde 2020 a la fecha, tres parejas en Bolivia lograron inscribir su unión libre en el Serecí. Otras más esperan que esta institución allane el camino para sus registros y que el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), que conoce uno de estos casos en revisión, establezca un precedente constitucional que dé certidumbre y seguridad jurídica a estas parejas y permita a otras acceder a este registro sin tener que enfrentar los mismos obstáculos”, detalla la nota.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

OTRAS NOTICIAS