Los universitarios dicen que apelarán la determinación

UMSA expulsa a 2 estudiantes que denunciaron a Quelali

Fueron procesados porque en 2021 tomaron el Monoblock central para protestar y denunciar fraude en las elecciones para la FUL.

Sociedad
La Paz - viernes, 30 de septiembre de 2022 - 0:00

La Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) expulsó a dos estudiantes que denunciaron las irregularidades del dirigente suspendido de la Federación Universitaria Local (FUL) Álvaro Quelali.

Se trata de René Rivera y Karen Apaza, a quienes la universidad les siguió procesos universitarios por la toma del Monoblock en noviembre de 2021, cuando denunciaron irregularidades en las elecciones de la FUL. En el caso de la estudiante, ella también fue acusada por agredir al rector Óscar Heredia.

El artículo primero de la resolución de la comisión de procesos sala tercera de la Comisión Universitaria de Procesos, documento al que tuvo acceso Página Siete, resuelve sancionar a la universitaria Karen Apaza Coaquira con la “expulsión de la universidad, que implica la réplica a todo el sistema universitario por haber configurado su conducta en el artículo 21 inciso D y H del reglamento de procesos universitarios”.

Vale decir por la comisión de actos de violencia, usurpación de funciones, agresiones físicas o de otra índole cometida contra miembros de la comunidad universitaria en acciones relacionadas con las funciones institucionales y por la intervención violenta, impedimento de acceso y cierre arbitrario de los predios.

Por las mismas causales, el universitario René Rivera Onostre recibió la misma sanción.

“Hoy (ayer) Karen y yo hemos sido notificados con esa resolución”, dijo a Página Siete Rivera, quien aseguró que la toma del Monoblock no fue por gusto, sino “porque demostraron todas las irregularidades que hubo en las elecciones de la FUL”.

Además, Rivera dijo que en realidad este proceso se llevó adelante porque él denunció que “Quelali realizó varias irregularidades para forzar que su frente permanezca en la FUL”.

Añadió que la toma del predio fue “por justas razones” y que lastimosamente ahora se sienten “perseguidos políticos”. Indicó que esta suspensión les “prohíbe el derecho a la educación”. “Dónde se ha visto esta situación”, se preguntó.

Rivera cree que “gente del ala de Quelali es la que impulsó esta resolución, porque él y Apaza denunciaron todas las irregularidades que realizó al ahora dirigente suspendido.

De hecho, Apaza denunció actos de corrupción contra Quelali y por eso él ahora guarda detención preventiva en el penal de San Pedro. Fue acusado por el delito de conducta antieconómica, por usar fondos de la UMSA para pagar viáticos a su hermano (Sergio) por viajes al interior y exterior del país, cuando este beneficio sólo era para los alumnos más destacados.

Rivera lamentó que este proceso haya avanzado tan rápido, cuando casos de robo, violencia y otros demoran años. “Pero a los que han peleado por la verdadera justicia en la democracia y la autonomía, les meten proceso, aquí se demuestra la fuerza de Quelali desde la cárcel”, dijo.

Apaza -también- lamentó que se haya emitido esa sentencia en contra de ella, pues aunque culminó la carrera Ingeniería Química, ahora no podrá terminar Ingeniería Petroquímica.

“No puede ser que expulsen a estudiantes que tengan buenas notas -porque yo fui una de las mejores de mi carrera- y premien a la gente que tiene más de 100 materias reprobadas”, dijo Apaza, en referencia a los hermanos Quelali.

Ella afirmó que la toma del Monoblock se dio porque hubo irregularidades en las elecciones.

Respecto a la acusación de agredir al rector, Apaza respondió: “Sí, yo fui la que pateó, pero no le di a él (rector) la patada, en el video no se ve bien”. Aseguró que ella no lo conocía y ese día le indicaron que él era la máxima autoridad de la universidad. “Ahí lo conocí”.

En un video -al que accedió Página Siete- se ve cómo la joven empuja a Heredia, luego lanza una patada indicando que tienen derecho a la impugnación.

Apaza cree que este proceso se aceleró porque ella denunció penalmente a Quelali. “Ya me amenazaron con esto”, dijo. Ambos afectados anunciaron que apelarán esta decisión y que tienen cinco días para esa acción.

La comisión

UMSA La universidad tiene una comisión de procesos independiente para aplicar justicia disciplinaria. No depende del rectorado ni del Honorable Consejo Universitario (HCU).

Conformación En la presidencia están dos docentes y dos estudiantes.

Organización Tiene tres salas de admisiones, tres de procesos y una de apelación.


Mensaje de Página Siete

El periodismo independiente es uno de los pilares de la democracia porque al fiscalizar a los poderes del Estado se logra una Bolivia más justa.

Suscríbete a Página Siete, es una buena causa.

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS