Una red de jueces, abogados y médicos negocia la salida de asesinos de la cárcel

El Ministerio Público allanó las oficinas de la abogada de Richard Choque y halló documentación similar a la que se usó para conseguir su detención domiciliaria.

Sociedad
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - viernes, 04 de febrero de 2022 - 10:46

Luis Escóbar / La Paz

El asesino serial Richard Choque, de La Paz, y el descuartizador Rubén Omar Centellas Quevedo, de Santa Cruz, obtuvieron la detención domiciliaria gracias a un mismo modus operandi de una red de jueces, abogados y médicos. Los dos delincuentes presentaron un certificado médico de diabetes y no se convocó a la defensa de las víctimas para la otorgación de este beneficio. En el primer caso, el Ministerio Público “concretizó” su teoría de un consorcio de abogados y jueces.

En las últimas horas, la Fiscalía aprehendió a Carmen Solari, abogada de Richard Choque. “En el allanamiento encontramos infinidad de documentos y ella acreditó que sólo se dedicaba a tramitar procesos de ejecución penal. Llamó la atención que encontramos una resolución con las mismas características con las que Choque obtuvo su detención domiciliaria y los partícipes son los mismos”, dijo el fiscal Johan Muñoz.

En 2015, Choque fue sentenciado a 30 años de prisión sin derecho a indulto por el asesinado de una joven de 20 años en su domicilio de El Alto.

En 2019, Choque solicitó dejar el penal de San Pedro y el Juzgado Primero de Ejecución Penal, que en ese entonces era dirigido por el exjuez Rafael Alcón, le concedió la detención domiciliaria por 18 meses. La resolución fue dictada sin la presencia de la parte querellante y con el respaldo de un certificado médico que reportaba diabetes y gastritis, firmado por el médico Freddy Torrejón.

Antes de su detención, la abogada Solari dijo que “nunca” fue su abogada. “No conozco al señor o a sus familiares. Sólo hice el favor de firmar el memorial a una colega, Marlene Paco”, dijo a Página Siete la jurista. Aseguró que Choque ni sus familiares contrataron sus servicios.

También puede leer: Asesino serial pagó $us 3.500 para salir y su abogada sugirió regalar un whisky al exjuez Alcón

En la ampliación de la declaración de Choque, tomada el martes en el penal de Chonchocoro, negó tener algún tipo de relación con el exjuez Rafael Alcón. “Al salir, cuando me dieron detención domiciliaria (…) y como era Año Nuevo, la doctora Paco me dijo que le demos un whisky o algo para Año Nuevo, ya que me sacó (de la cárcel)”, afirmó.

Consultado sobre el monto que llegó a pagar a su abogada para que realice el trámite, Choque  respondió: “Ya le dije, 3.500 dólares americanos. Reuní todo el dinero  y vendí todas mis cosas en San Pedro, me presté de amistades de colegio (...) Posterior, entregué el dinero a la doctora Paco (…) unos 10 días después de que la conocí”.

Tras el allanamiento a las oficinas de la abogada Solari, el  fiscal Muñoz aseguró que “la tesis que tenía el Ministerio Público se ‘concretizó’, evidentemente hay un consorcio de abogados y jueces”.   El representante de la Fiscalía dijo que la abogada de  Choque y su colega trabajaban juntas. “Ellas obtuvieron, gracias a los certificados médicos, la detención domiciliaria. Ese fue el hilo para investigar y allanar los ambientes”, precisó.

 Por eso, la Fiscalía las imputará por consorcio de jueces y abogados. La comisión de fiscales determinará si pide una detención preventiva o domiciliaria, después de la evaluación de la documentación hallada en el despacho de la jurista.

“Según la documentación que encontramos, existían otros privados de libertad con sentencia ejecutoriada que usaban los documentos que se emplearon para (liberar) a Choque y así obtener una detención domiciliaria. Parece que es el modus operandi de este consorcio que actúa en los juzgados de ejecución penal”, concluyó el Fiscal.
 


Descuartizador con detención domiciliaria
Edgar Armaza, abogado de la familia de la víctima del descuartizador,  dijo que antes que el exjuez Alcón emita alguna resolución, fue a su juzgado para aclarar que no correspondía “ningún tipo de detención domiciliaria” porque fue sentenciado a 30 años de cárcel sin indulto.

“El juez nos respondió que la apelación se tratará en una  audiencia que nunca llegó”, dijo. Indicó que no fueron notificados.Al igual que Choque, el descuartizar salió  con detención domiciliaria. 

Cuando el descuartizador salió libre, la familia de la víctima apeló la determinación y el 7 de enero se realizó una audiencia en la Sala Penal Primera del Tribunal de Justicia de La Paz y la solicitud fue aceptada. Se ordenó la reclusión del descuartizador.

La defensa del delincuente  presentó una acción de libertad ante el Juzgado Sexto de Instrucción en lo Penal de El Alto y ganó. La determinación fue apelada y está en Sucre.
 
 

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, suscribete o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS