Un legislador afirmó erróneamente que es una nueva pandemia

Viruela del mono: el Gobierno emitió 3 mensajes estigmatizadores y uno falso

El riesgo del contagio no se limita a personas sexualmente activas o con determinada orientación sexual. Cualquiera que tenga contacto cercano con alguien que presente síntomas puede contraer el virus.

Sociedad
Por 
La Paz - domingo, 21 de agosto de 2022 - 5:00

Tres frases estigmatizadoras contra un sector de la población y un dato falso fueron emitidas por dos autoridades nacionales al referirse a los contagios de la viruela del mono en Bolivia. Estos mensajes causan discriminación, desinformación y, por tanto, mayor riesgo de elevar los contagios.

“Se están dando muchos informes tergiversados, es mentira que haya ‘ciertos grupos’ especiales que tiendan al contagio. Todos estamos expuestos. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican las vías, como el contacto estrecho de piel con piel o de las secreciones”, indicó el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Luis Larrea.

Al igual que en el resto del mundo, los casos positivos de viruela símica llegaron a Bolivia con una gran carga de desinformación sobre la forma de contagio, el origen de la enfermedad, las consecuencias y los grupos de riesgo. Esto crea una estigmatización de las diversidades sexuales, similar a la que se vivió en los años 80 con el VIH.

Las RRSS se han llenado de publicaciones que señalan que la viruela del mono es una afección de los colectivos LGTBI, lo que es falso. Lamentablemente, estos contenidos falaces se ven reforzados con mensajes estatales.

Tres frases que estigmatizan

El 11 de agosto, el director de epidemiología del Ministerio de Salud, Freddy Armijo, emitió tres frases que alimentan la estigmatización de las personas contagiadas y la idea errónea de que la viruela símica es una enfermedad de las diversidades sexuales.

“En todo el continente americano, el grupo más vulnerable son los varones con cierto tipo de conductas. Se focaliza ahí la enfermedad. En nuestro país todos los casos, los 10 que se presentaron (hasta ese momento) son varones, efectivamente”, declaró Armijo en una entrevista con un programa meridiano de un canal televisivo.

Esa misma noche, en una conferencia de prensa, en la que dio a los periodistas un reporte sobre los nuevos casos, la autoridad afirmó que: “...la población en general debe guardar calma, esta enfermedad se circunscribe a grupos especiales, grupos que tienen cierto tipo comportamientos. Son esos grupos de población de riesgo donde se está dando los diferentes contagios”.

“Eso no es cierto. El ministerio tiene que informar bien a la población, sino se crea un problema”, enfatizó Larrea.

La OMS señala que el riesgo de la viruela del simio no se limita a las personas sexualmente activas, a las diversidades sexuales o a los hombres que tienen relaciones sexuales con personas de su mismo sexo. “Cualquiera que tenga contacto cercano con alguien que tenga síntomas está en riesgo”, afirma.

Esta enfermedad se propaga de persona a persona a través del contacto cercano con alguien que tiene una erupción de viruela del simio, el contacto cara a cara, piel con piel, boca con boca o boca con piel, incluido el contacto sexual, pero no como vía exclusiva.

En su sección de preguntas y respuestas sobre la viruela símica, la OMS explica que si bien el virus de la viruela del simio fue encontrado en el semen, actualmente no se sabe si puede propagarse a través del mismo o de los fluidos vaginales.

Pero este no es el único problema. En esa misma conferencia Armijo indicó: “El grueso de la población debe sentirse tranquila, porque esas condiciones no se presentan en la mayor parte del población”.

Este tipo de desinformación puede generar una falsa seguridad en la población, lo que hará que las personas bajen la guardia al creer que, por no pertenecer a estos colectivos de diversidades sexuales, no se contagiarán. Para Larrea esto podría generar una mayor propagación.

Ante esta situación, que se repite en varios países, la OMS respondió: “En primer lugar, cualquier persona que tenga contacto físico cercano de cualquier tipo con alguien que tiene viruela del simio está en riesgo, independientemente de quién sea, qué haga, con quién tenga relaciones sexuales o cualquier otro factor. En segundo lugar, es inaceptable estigmatizar a las personas por una enfermedad”.

Se añadió que es probable que el estigma solo empeore las cosas e impida terminar con el brote de forma rápida.

Medidas del ministerio

En el informe epidemiológico número 32, el ministro de Salud, Jeyson Auza, señaló que desde ningún punto de vista se puede generar estigmatización en los pacientes. Hizo esta declaración ante la consulta sobre la sanciones a un paciente que se rehusó a tomarse la prueba.

“No podemos desde ningún punto de vista crear estigmatización en los pacientes. Si todos los medios van a estar atentos a que un paciente vaya a ser diagnosticado de positivo o negativo, obviamente se va a evitar que los pacientes puedan acudir a los centros de salud. El objetivo de haber decretado alerta epidemiológica es detectar más casos, no tenemos que alarmarnos porque los hallemos, nuestro objetivo es encontrarlos”, indicó.

Afirmó que en todo momento se protegerá la identidad de los pacientes, por lo que se explicó que no se dará información sobre los hospitales en los que se notifiquen o se atiendan los casos. Se definió que la notificación de casos se dará mediante reportes generales, tal como se dan los informes de contagios de covid.

No es una nueva pandemia

El 12 de agosto, el diputado de Creemos Walthy Egüez manifestó que el país se encuentra en una nueva pandemia, producto de la falta de atención gubernamental. El dato es falso, pues el brote de viruela símica no fue catalogado en ese nivel.

“En lo de la viruela del mono, la incapacidad del Gobierno para cuidar la frontera hoy nos tiene con esta nueva pandemia”, afirmó el legislador de Creemos a los medios de comunicación.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, declaró el 23 de julio de 2022 que el brote de viruela del simio en varios países es una “Emergencia de salud pública de importancia internacional (PHEIC)”.

Declarar una PHEIC constituye el nivel más alto de alerta de salud pública mundial, según el Reglamento Sanitario Internacional. Con esta medida se busca mejorar la coordinación, la cooperación y la solidaridad para la atención de la enfermedad a nivel mundial.

Para la declaración de emergencia global se identificó tres características: que el evento sea “grave, repentino, inusual y poco esperado”; que tenga “implicaciones para la salud global más allá de una frontera nacional” y que “requiera acción internacional inmediata”.

Esta es la séptima vez que se hace una declaración de este tipo en los últimos 13 años por enfermedades como la gripe porcina, la poliomielitis, el ébola en África occidental, el virus del Zika, el ébola de Kivu y el covid-19.

Para declarar una pandemia, según la OMS, son necesarias dos cosas. Primero, que aparezca un nuevo virus o una nueva mutación de uno ya existente, que no haya circulado anteriormente y que la población no sea inmune a él. Segundo, que el virus tenga la capacidad de transmitirse de persona a persona de forma eficaz, provocando un rápido contagio entre la población.

Por el momento no hay una declaración de pandemia.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS